martes, 1 de diciembre de 2009

Senegal, un país africano con éxito en la lucha contra el sida.


Según datos de la ONU, en el mundo hay en la actualidad 34,3 millones de personas que padecen el virus del VIH, en su mayoría en África. No obstante, las infecciones por VIH se han reducido un 17 por ciento en el mundo en los últimos ocho años, según muestran los datos de un informe realizado por
ONUSIDA.

Senegal, con una tasa de contagio alrededor del 1%, es un ejemplo de cómo se puede mantener el sida bajo control. En otros países africanos sufren tasas del 10%, 20% y hasta del 40%. Este éxito se debe a las siguientes razones.

Cuando aparecieron los seis primeros casos de sida en 1986, las autoridades de salud senegalesa se movilizaron rápidamente para asegurar el suministro nacional de sangre segura y para preparar los programas para el control y tratamiento de las enfermedades sexualmente transmitidas.

Todos los trabajadores del sexo registrados fueron convocados en clínicas, se les brindo información sobre el sida y recibieron condones gratuitos. Un estudio nacional encontró que casi todos los trabajadores del sexo usaban condones con los clientes.

Se formaron fuertes alianzas con líderes religiosos que trabajaron con el gobierno para detener el SIDA. Los líderes religiosos islámicos estuvieron de acuerdo que predicarían fidelidad y abstinencia pero que no se opondrían a las campañas que estimulaban el uso condón. Estas, a su vez, serían modestas y enfatizarían la sexualidad responsable.

La circuncisión masculina parece reducir el contagio. El extirpamiento del prepucio antes de la pubertad hace la piel expuesta más resistente a daño o contagio durante el sexo.

Ahora el país trabaja para proveer el tratamiento anti-retroviral gratis para quienes lo necesitan y para mantener a las nuevas generaciones libres de VIH.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada