jueves, 10 de diciembre de 2009

TABASKI. El Sacrificio


Un ritual religioso que tiene su historia en las religiones cristiana y musulmana. Se trata del mandamiento de Dios al profeta Abraham para matar a su hijo Ismael. Al final Dios mandó al ángel Gabriel un cordero para Abraham en vez de su hijo Ismael.


Así que en la religión musulmana se celebra cada año este ritual como fiesta. Tal como en navidad u otro elemento religioso.


En Senegal la Tabaski es una de las fiestas más grande del país por su porcentaje de musulmanes, representan el 95% de la población, y todos los senegaleses están pendientes casi un mes antes. De esta faceta religiosa la Tabaski ha pasado a otra faceta ceremonial o festiva. A pesar de las dificultades de la vida social, de la coyuntura del coste de la vida, los senegaleses invierten una gran parte de su economía en esta ocasión. Las mujeres son las que llevan la palma en los gastos, tienen que hacer trenzas, comprar nuevos zapatos, nuevas telas que se darán al taller más famoso del barrio para que le hagan un vestido a la moda. Los hombres iguales pero, en el sentido de los gastos, a veces les da igual usar la misma ropa del año anterior, son ellos los que se encargan de comprar el cordero para su mujer o su madre. A los niños también hay que hacer lo mismo en gastos de peluquería, de ropa, etc. Así que estos preparativos de la Tabaski suponen muchos gastos a pesar de la carestía de la vida. A notar que a más que se acerca el día de la fiesta más aumentan los gastos. Por ejemplo dos días antes después de haber comprado el cordero, hay que comprar su comida, lavarlo, etc. Hay que comprar también ingredientes, legumbres, especias para la comida copiosa de la fiesta. Mucha gente se endeuda para cumplir con estos gastos porque hay mucha competencia entre vecinos, desde el cordero más grande, por ejemplo o el vestido más bonito.

La noche anterior de la Tabaski es la más preocupante porque cada uno se dedica al último toque de su ropa nueva, las compras siguen toda la noche, hasta la madrugada, las tiendas siguen abiertas. Es una buena temporada para los comerciantes, talleres, peluqueros y otros vendedores. Los bancos se llenan de gente que vienen a recoger dinero que se lo ha enviado un familiar que vive en el extranjero, precisamente en Europa o América del norte. Antiguamente, un día antes, los niños se dedicaban a barrer la casa, limpiar los muebles, para dar un aspecto nuevo al salón, a las habitaciones y a la entrada de la casa. El día de la Tabaski todo el mundo se levanta temprano, en las familias cada uno se dedica a la tarea que le toca, las mujeres empiezan a pelar las legumbres, preparar la barbacoa y el almuerzo. A las diez de la mañana se celebra el rezo en cada mezquita de cada barrio, incluso los políticos, el presidente, aunque sea cristiano, manda a una delegación componentes de ministros, diputados, etc. Todo el mundo vestido con el bubú típico africano, muy elegante y de colores distintos. El ritual consiste en un rezo de dos raka’at (postración) seguida de una oración del imam recordando la significación y el impacto de esta fiesta según el Islam. A veces, esta oración se centra en todos los aspectos que componen la sociedad. Es un día de perdón, de alegría, de reconciliación y de caridad. Después de este ritual, es el imam el primero que mata a su cordero para dar la señal a los demás que ya cada uno puede hacer lo mismo. Desde la mezquita empieza los assalamu aleykum (que la paz sea contigo) y la respuesta es mualeyleykum (a ti también, que la paz sea contigo). De otra parte se puede escuchar también balma akh (palabra en wolof que significa, perdóname) y la respuesta es balnala ( te perdono). De otra parte, dewenati (en wolof, hasta el año próximo) y se responde fekeldewen ( para ti también). Después cada uno se dirige a su casa para sacrificar su cordero. La oración de la matanza es bismilahi arman rahim (en nombre de Alá, el misericordioso) alahou akbar (Alá es grande)

El cordero que estaba vivo, hace dos días amarrado a la puerta de la casa en un árbol o una piedra, está ya colgado en un pilar para despellejarlo, degollarlo, sacar la tripas, despiezarlo. Mientras que las mujeres encienden el fuego para la barbacoa. Todas las calles están llenas de humo y de olor a carne a la brasa. Además de muchos pozos pequeñitos que sirven para echar todos los desperdicios. Es el momento de la mejor gastronomía para los carnívoros. Cada uno aprovecha a su gusto, el hígado, por costumbre, es para el jefe de familia. Enseguida se prepara otra comida que es el almuerzo, carne guisada con patatas, olivas y todo lo necesario. Mientras que sigue la barbacoa. Una vez que todas estas actividades terminan se reparten zumos o frutas, bebidas, etc. Ya empieza una siesta muy larga, por tanto cansancio. Por la tarde, sobre las seis, empieza otro ambiente. Las mujeres se ponen elegantes, también los hombres, los niños, los mayores. Los niños van de casa en casa, de un primo, de un vecino, de un familiar, para que le den monedas. A este ritual se le llama ndewanal (en wolof, regalo de la fiesta). Todas las calles se llenan de gente, las paradas de autobuses, porque todo el mundo se mueve de sitio en sitio. Cerca de las diez o las once termina esto, todo el mundo vuelve a casa a descansar otra vez y por la noche comienza el ambiente de fiesta folcklorica, ritmos de tambores, bailes y las discotecas se llenan también de jóvenes para ver conciertos de los músicos más famosos del país. El cantante Youssou Ndur es el que lleva la palma en su famosa discoteca llamada Tiossan. Así toda la noche es de ambiente juvenil. Al día siguiente continúa la fiesta pero por la tarde, por la mañana se ha descansado y se ha recogido toda la casa. Sobre las seis empieza el mimo ambiente del día anterior. Así al tercer día la fiesta termina, todo el mundo vuelve al trabajo y la vida sigue su curso habitual. Este mes será el más largo del año porque los bolsillos se han vaciado y se nota un periodo económico muy difícil. Las deudas empiezan a sentirse, los gastos también. A pesar de esto cada año se repite lo mismo. La Tabaski es una fiesta muy alegre pero puede producir ruinas económicas también.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada