miércoles, 25 de noviembre de 2009

Violencia hacia las mujeres. La mujer de un inmigrante considera la falta de sexualidad como una tortura.


“Nosotras, mujeres de inmigrantes vivimos las peores torturas que un ser humano puede aguantar durante su vida. Es como si nosotras estuviéramos casadas con fantasmas, hombres que aparecen y desaparecen como por encantamiento. Algunas de nosotras nos quedamos entre tres y cuatro años, a veces mas, sin ver a nuestros maridos. Peor, muchas han sido casadas con hombres que aun no han visto y que ellas no van a ver pronto porque no tienen el permiso de residencia del país de acogida, papeles que le permita volver a su país sin riesgo de deportación. Estas mujeres desesperadas no pueden hablar con sus seudo-maridos mas que por teléfono y todo el mundo tiene que saber que esto no es en absoluto suficiente para una pareja joven” Estas palabras son el testimonio de una mujer casada con un inmigrante que en su sexto año vive sola. Para ella vivir lejos de su marido, sin tener la posibilidad de vivir sexualmente su matrimonio, es muy duro, es la peor tortura que una mujer puede soportar. Sokhna Fall se ofrece así en remarcar que ella y las otras mujeres del mundo que se encuentran en la misma situación no son consideradas en esta jornada mundial dedicada a la lucha contra la violencia hacia las mujeres. Y, recalca, es hora de que el mundo descubra este tipo de novatadas que las mujeres del oeste africano soportan.

Hace falta señalar, que estas mujeres con falta de hombre, para satisfacer su libido, se acuestan con otros hombres. Desgraciadamente estas practicas libertinas son a menudo causas de embarazos no deseados y siempre reprimidos por la sociedad. La mayoría de ellas se divorcian y son rechazadas, sin duda ninguna, por su propia familia. Para evitar todas estas pesadilla, estas mujeres son a veces obligadas a abortar aunque puede ocurrir riesgo de muerte, y si esta obligación fracasa ellas mismas van a intentar eliminar al recién nacido. Encarceladas por sus actos, ellas deberán sufrir para siempre el rechazo de unos y la ira de otros además de su decepción personal. Sokhna pide a los diputados que lo mas deprisa posible creen una ley para que los inmigrantes no permanezcan mas de dos años continuados lejos de sus esposas.

Fuente: seneweb news. 25 de noviembre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada